1
vistas
Shadows y la Cría responsable

Todo comenzó en 1972, con una hermosa cachorra Cocker, blanca y naranja, llamada Kanela.

media/img: 1.jpg

Han pasado  tres décadas, pero lo que más nos ha impactado en todo ese tiempo dedicado a los perros, es la responsabilidad cada vez mayor, que teníamos, no solo frente a nuestros clientes y amigos, Si no, también, frente a ellos. Frente a los perros, creemos que nuestra obligación, es darles una vida feliz, con una buena alimentación, la mejor sanidad posible y criarlos lo mas libres posible.

La sanidad fue algo muy importante a resolver.

Cuando en 1995, comenzamos a dar nuestro SEGURO DE VIDA, éramos concientes del desafío que enfrentábamos.

Si en los primeros 30 días que estaba en su nueva casa, el cachorro enfermaba de Parvovirus o Joven Edad, y moría, nos hacíamos responsables y entregábamos otro cachorro sin costo. Esto nos obligó a buscar siempre la mejor calidad en vacunas y desparasitarios, sin importar los costos.

Pero, en esos años no existían las vacunas de alto pasaje y bajos títulos, que pueden ser aplicadas a temprana edad.

La medicina veterinaria de pequeños animales, recién estaba empezando a tomar la importancia que debe tener. La coccidia y la corona virus, eran poco conocidas. E n Uruguay los índices de muertes por Parvo o Joven Edad eran altos. Era peligroso dar ese seguro en dichas condiciones. pero, consideramos que por ser los criadores, somos los responsables de la vida de ese cachorro, frente a su nueva familia humana.

vista Criadero

Pero,  no era solo darles una buena sanidad, sino que queríamos  devolverles la rusticidad y naturalidad a cada raza que criábamos, para aumentarles la resistencia natural, y que psicológicamente no los agrediéramos criándolos en boxes.

Por eso, en 1995 fue el primer criadero, en tenerlos libres en grandes corrales de pasto. ¡Qué alegría tenían cuando los pasamos de los boxes, al pasto!

El carácter cambió, se volvieron más tranquilos, menos ansiosos  por la comida, pasaron a ladrar poco y disminuyeron los problemas sanitarios.

Ante el éxito de este sistema, decidimos aplicarlo también en el hotel. Altos cercados de dos metros de tejido alambre, rodean 13 grandes áreas de pasto, para soltar por categorías a nuestros huéspedes.

Éramos el primer hotel canino a darles esta posibilidad de diversión y vida sana a los huéspedes caninos.

Nuestras veterinarias fueron el apoyo necesario para lograr una buena atención pos-venta de los cachorros. Que los clientes no se tuvieran que trasladar hasta la chacra del criadero, para seguir atendiendo a los cachorros. El trabajo conjunto entre criadero y veterinarias, nos permitió hacer pruebas de la calidad de los alimentos que íbamos a vender, para recomendar los mejores en cada categoría de precio.

En 1995, creímos que era necesario ayudar a que los perros  tuvieran una buena convivencia con los vecinos y la ciudad. Para eso, comenzamos a colaborar con la Comisión de Medio Ambiente del Zonal 5, con la campaña "POR UNA TENENCIA RESPONSABLE DE LA MASCOTA".

En 1998 editamos la revista PATITAS, EL MUNDO DE LAS MASCOTAS, que durante seis años ininterumpidos intentó ayudar a los dueños de mascotas a tener una mejor convivencia con ellas.

Ahora volvemos a editarla en forma digital, en este sitio web.

Nuestra familia recibió un regalo muy grande cuando comenzamos a criar perros, la alegría de poder trabajar en algo que amamos y con seres vivos.


HOTEL Y CRIADERO  |   Cno. Luis Eduardo Pérez 8630  |   Tel. 2313 1735   |  Cel. 099 258987